Tenemos la suerte de tener grandes profesionales en los cuerpos de seguridad del estado y como no de los ayuntamientos de nuestros municipios. Esta vez hablamos de los Policías Locales. Con los tiempos esta figura está teniendo una gran importancia en la sociedad de hoy en día. No queremos decir que antes no la tuviera, pero las personas que integran estos cuerpos han ido cogiendo unos compromisos con la sociedad que hace unos 25 años nadie lo hubiera pensado. Compromiso con el ciudadano o con el vecino que muchas veces no está retribuido con una compensación económica, si no con el, agradecimiento del ciudadano en actos heroicos.
Cada vez más vemos en nuestros periódicos, o escuchamos en las tertulias mañaneras tomando el café en el bar, que un Policía local o como mucho mejor se les conoce *municipal* ha salvado la vida a un vecino que le dio un infarto, o a un niño que se atraganto y le supo hacer las técnicas de desobstrucción de la vía aérea.
En la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), les enseñan cómo desenvolverse ante ciertas situaciones; incendios, partos, infartos,etc, pero estos una vez que han salido de ella y al cabo del tiempo siguen con esa formación ya sea para adquirir nuevos conocimientos o reciclarse en alguno de ellos.
Y es aqui donde muchos de ellos, adquieren un fiel compromiso con la sociedad solicitando a sus responsables equipos desfibriladores y como no sus cursos de formación y de reciclaje cada dos años.
Desde Fips Andalucía somos testigo fiel de este compromiso y vemos como son cada vez más los Ayuntamientos que invierten y ponen su granito de arena en hacer que sus cuerpos de seguridad puedan seguir adquiriendo este tipo de conocimientos y puedan tener más medios disponibles para esta labor desinteresada.  

Policía Local en un entrenamiento de Reanimación con el uso del desfibrilador semiautomatico

Desde 2018 hemos estado formando a estas personas con cursos de Soporte Vital Básico y Dea homologados por el Plan Nacional de RCP y contando con alumnos en tutorización que quieren en un futuro ser monitores de RCP, y hasta ahora nuestro cometido se ha cumplido.
Desde aquí felicitar a esos héroes anónimos que han aportado unas horas de sus vidas para seguir aprendiendo a salvar vidas, que en numerosas veces han sido para personas desconocidas, pero que estas las llevan guardadas en su corazón que dejo de latir por unos minutos.

Curso de Soporte Vital Básico y Desa en Febrero 2020 antes del confinamiento